Artículos de Juan Alejandro Martínez Navarro

La hepatitis C, el conflicto con las farmacéuticas y el derecho al mejor tratamiento

El virus de la hepatitis C fue descubierto en 1989, y desde entonces hasta la actualidad la evolución científica sobre esta enfermedad ha sido especialmente fructífera. Pocos años después de la aparición del virus se inició el tratamiento con Interferón, añadiendo poco después Ribavirina. Ya en 2011 se incluyeron los primeros inhibidores de la proteasa viral. Estos avances científicos mejoraron notablemente el tratamiento y su eficacia, pasando de un índice de curación de apenas un 3% hasta el 70%. No obstante, en la actualidad aproximadamente 170 millones de personas en el mundo están infectadas, unas 800.000 en España.

Recientemente han surgido nuevos medicamentos que han supuesto toda una revolución científica en este ámbito, tanto es así que los hepatólogos los equiparan a la penicilina. Los cócteles actuales, denominados de «segunda generación» (Sofosbuvir y Simeprevir principalmente), reducen el tratamiento a un periodo de entre 12 a 24 semanas, dependiendo de la gravedad del paciente, además, aumentan la tasa de curación hasta un 90% y pueden ser administrados sin la complementación del Interferón (causante de numerosos efectos secundarios que en ocasiones provocan el abandono del tratamiento).