La mediación una arma cargada de futuro

Ya hace tiempo que la mediación pugna por hacerse un espacio en el sistema de salud para resolver los conflictos de relación entre profesionales sanitarios o, entre éstos i los usuarios/pacientes. La más reciente experiencia es la creación por el Servicio autonómico de salud de Castilla y León de un cuerpo de mediadores para resolver los conflictos internos.

En el año 2012 se constituyó, como una asociación sin ánimo de lucro, independiente de la administración pública, la SOCIETAT CATALANA DE MEDIACIÓ EN SALUT (en adelante SCMS), a la que actualmente están asociadas más de veinticinco entidades del sector (asociaciones empresariales, Instituto Catalán de la Salud, colegios profesionales, asociaciones de pacientes y otras organizaciones), que representan los diferentes agentes que interactúan en el marco de la relación clínico-asistencial: pacientes, profesionales y organizaciones sanitarias.

La implantación de la mediación, como forma de resolución alternativa a la vía judicial de los conflictos que pueden surgir, no acaba de consolidarse (excepción hecha de la denominada mediación intercultural), posiblemente por desconocimiento del instrumento o por desconfianza, a dosis que no es posible medir, lo cierto, pero, es que a pesar de los esfuerzos invertidos para la utilización de esta modalidad de resolución de conflictos, los resultados son prácticamente nulos, con honrosas excepciones de determinadas administraciones públicas sanitarias y organizaciones de proveedores del sector salud que han  puesto en marcha unidades de mediación en sus respectivos ámbitos.

Actualmente más allá de acciones formativas con profesionales de la salud para darles herramientas para la gestión de conflictos y de intervenciones a fin de resolverlos cuando surgen entre estos profesionales sanitarios, la intervención para resolver la conflictividad entre profesionales/organizaciones y usuarios o pacientes es prácticamente nula.

Institucionalmente las organizaciones que promueven la mediación y otras formas de gestión alternativa de conflictos reciben el soporte generalmente inmaterial de las administraciones públicas.  El proyecto de Pacto Nacional de Salud de Cataluña de 2014, elaborado por un grupo de trabajo en el que participaron grupos parlamentarios, partidos políticos, sindicatos, organizaciones de pacientes y vecinales, asociaciones empresariales, universidades, en uno de sus acuerdos alcanzado por unanimidad, establecía la necesidad de impulsar y promover a las entidades que trabajan en el ámbito de la mediación, y ésta llegó a  convertirse en uno de los ejes estratégicos de la acción política del Gobierno  de la Generalitat de Catalunya de entonces.

Ante la necesidad de emprender acciones de sensibilización  y para incorporar el valor de la cultura de la paz y el dialogo  en nuestro sistema de salud –público y privado- que acabe siendo una característica que lo identifique, como lo son la universalidad, la equidad de acceso, la igualdad de trato, la atención  centrada en la persona, etc… , la SCMS organiza el primer congreso estatal de “Mediación en Salud” que se celebrará en Barcelona los próximos días 7 y 8 de junio de 2018, el programa podéis encontrarlo en los siguientes enlaces: www.geyseco.es/mediacionsalud2018 así como en la web de la asociación: www.mediacioensalut.org.

Con la organización de este congreso se pretende poner en común  las diferentes iniciativas que se están desarrollando en el Estado español, así como ser un lugar de encuentro e intercambio de experiencias de todos los que de una manera u otra están contribuyendo a la difusión e implantación de la gestión alternativa de conflictos.

La situación política actual en la que la desviación de la norma jurídica comporta un conflicto abierto que se está resolviendo por la vía coercitiva, que cada vez polariza más las posiciones de las dos partes enfrentadas (estado español y movimiento independentista) y en la que se confunde fuerza con poder, desconociendo que el poder más fuerte i duradero es el poder del afecto, necesitaría de una buena dosis de cultura, paz y dialogo y de esta cultura la mediación es uno de sus máximos exponentes.

Francesc José María Sánchez

Abogado. Vocal de la Junta Directiva de AJS.

No hay comentarios

Deja un comentario

Por favor, se cortés en tus comentarios.
La dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, completa los campos marcados como obligatorios