Una sentencia del TSJ de Cataluña avala que el régimen jurídico de la jornada y descansos del Estatuto Marco es de aplicación a los centros sanitarios concertados de Cataluña

El sindicato Metges de Catalunya había interpuesto una demanda de impugnación del 1r. Convenio colectivo de trabajo de los hospitales de agudos, centros de atención primaria, centros sociosanitarios y centros de salud mental, concertados con el Servicio Catalán de la Salud,  dirigida contra las asociaciones empresariales y sindicatos firmantes del convenio, por la que solicitaba la declaración de su nulidad por múltiples motivos.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en sentencia núm.10/2016, de fecha 9 de mayo de 2016, que ha sido notificada a las partes el 17 del mismo mes, ha desestimado una por una todas las pretensiones del sindicato de médicos.

En este breve artículo nos referiremos solamente a la pretendida nulidad del segundo inciso del apartado  2 del artículo 9 del convenio colectivo objeto de discusión que rezaba: “En aquello no previsto se ajustará….y en  particular a la Ley 55/2003, de 16 de diciembre del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud en aquello referente al régimen de jornada y descansos del personal de los grupos 1, 2 y 3, así como de la exclusión de los grupos profesionales 1, 2 y 3 de la aplicación de régimen convencional de jornadas y descansos que se contienen en diversos artículos del referido convenio.  Los médicos están encuadrados en el grupo profesional  1, las enfermeras y otro personal sanitario diplomado en el grupo 2 y los técnicos de formación profesional rama sanitaria en el grupo 3.

El sindicato de médicos consideraba que las disposiciones en esta materia del convenio colectivo impugnado así como las retribuciones fijadas para las horas de guardia de presencia física (24’56 €/hora las realizadas en día laborable y 27’75 € en sábados, domingos y festivos), vulneraban las disposiciones del Estatuto de los Trabajadores y suponían un fraude de ley por considerar que al personal afectado por el ámbito de aplicación del convenio no le era de aplicación la Disposición Adicional segunda del Estatuto Marco.

En un muy bien argumentado fundamento jurídico quinto el Tribunal razona que los centros concertados con el Servicio Catalán de la Salud afectados por el ámbito funcional del convenio  “se hallan incorporados a la red sanitaria de utilización pública y, por lo tanto, el personal de los grupos profesionales 1, 2 y 3 se encuentra dentro del campo de aplicación de las disposiciones que se contienen en el párrafo 2º de la Disposición adicional 2ª del estatuto Marco”.

La referida Disposición adicional segunda del Estatuto Marco establece la supletoriedad de la aplicación  del régimen de jornada y descansos que regula dicho Estatuto al personal de los centros concertados incorporados formalmente a una red de utilización pública cuyos convenios colectivos de trabajo no regulen dicha materia.

La aplicabilidad de dicha disposición había sido con anterioridad resulta de forma negativa  en diversas sentencias por el Tribunal Supremo por entender que los convenios precedentes al ahora impugnado, en cuyo marco de regulación fueron dictadas (el VII convenio de los hospitales  de agudos de la red hospitalaria pública y centros de atención primaria concertados y el I convenio de los centros sociosanitarios y de salud mental concertados con el Servicio Catalán de la Salud,  que estuvieron vigentes por ultraactividad hasta el 8 de julio de 2013), habían regulado el régimen de jornada y descansos y no podía predicarse dicha supletoriedad. Ello tenía importantes consecuencias retributivas y de cotización a la Seguridad Social. La consideración de las horas de jornada complementaria de atención continuada (guardias de presencia física) como horas extraordinarias, al no ser de aplicación, según nuestro Alto Tribunal,  lo dispuesto en materia de jornada y descansos en el Estatuto Marco al personal de los centros concertados por la razón antes expuesta, comportaba que dichas horas de guardia debían retribuirse como mínimo al precio hora ordinaria ( entre un 30 y un 40 % más caras de lo que se establecía en las tablas salariales de aquellos convenios) y estaban sujetas a una cotización adicional a la Seguridad Social del 28’3 %.

Seguidamente el Tribunal reconoce que “la primera y única finalidad de la exclusión de los grupos profesionales 1, 2 y 3 … del régimen de jornada y descansos que en el mismo se establece para el resto de los grupos profesionales, es la de que se aplique la regulación de la jornada y descansos que establece la Ley 55/2003, del estatuto del personal estatutario de los servicios de salud.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya continua razonando que “es evidente que, solamente mediante la exclusión de la regulación del régimen de jornada y descansos que el convenio discutido efectúa en los artículos denunciados por los demandantes y la remisión expresa al régimen legal establecido en dicha norma, resulta posible someter el contenido de dicha regulación al cumplirse al menos una de las dos condiciones establecidas en dicha disposición : “que la materia no aparezca reguladas en el convenio colectivo aplicable”.

Así pues existe un reconocimiento expreso por parte del Tribunal enjuiciador de que la desregulación en el primer convenio colectivo sectorial de la sanidad concertada de Cataluña de la jornada y descansos para los referidos grupos profesionales está amparada por la referida Disposición adicional 2ª del Estatuto Marco con el objetivo de evitar la conflictividad económica derivada de la consideración de la jornada complementaria de atención continuada como horas extraordinarias. Piénsese que la Inspección de Trabajo ya ha levantado diversas actas de liquidación de cuotas y de infracción a varios hospitales por valor en conjunto de decenas de millones de euros  y multas asimismo millonarias por mor de la consideración de horas extraordinarias de las horas de guardia de presencia física que nunca antes habían tenido hasta que se pronunció en este sentido el Tribunal Supremo.

Precio hora de guardia a precio de hora ordinaria y cotización adicional hacían inasumible económicamente el elevado coste que suponía la atención continuada para el sector concertado y en consecuencia no se podía garantizar  su calidad.

Esperemos que esta nueva doctrina sea confirmada por el Tribunal Supremo cuando resuelva el recurso de casación ordinario que a buen seguro interpondrá el sindicato de médicos.

Barcelona a 17 de mayo de 2016.

Francesc José María Sánchez

Abogado. Vocal de la Junta Directiva de AJS.

No hay comentarios

Deja un comentario

Por favor, se cortés en tus comentarios.
La dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, completa los campos marcados como obligatorios